Friday, May 15, 2015

OLVIDEN a SALABERRY (ejercicio)



El poeta salteño (esa altiva y orgullosa ciudad oriental) Ángeles María Salaberry escribió un único poema que le presento. Debido al extraño lenguaje utilizado, la inutilidad de las palabras, la carencia de metáforas, imágenes, tropos cualunque que valgan la pena, entiendo que nunca haya sido publicado. Encuentro sin embargo, muy útil a los poetas, -y demás ludópatas- conocer, para evitar este camino, ya pasados siete años y medio de su fallecimiento; que ocurrió a causa de su movimiento -o de ser este en definitiva una discontinuidad de instantes que tienden a infinito, como sus consecuencias en este caso-, debajo de un ladrillo que a la sazón decidió irse a un lugar mejor, empujado seguramente por las circunstancias y ese lugar fue la testa del poeta. Donde no pudo instalarse, ya que la dura y curva superficie de la testa y la grave natura le llevaron a seguir un viaje no muy largo donde lo encontró el suelo que no se partió con el golpe, sino viceversa. Ni una baldosa de la vereda de ese preciso lugar recuerda al poeta y todas, pero todas, no hacen más que mentar al ladrillo.
Yo rescaté del borde de un nicho, del borde de un cementerio, del borde de una manzana, del borde de un barrio, del borde de la ciudad (de Salto que está al borde de cierto río), casualmente, estas letras manuscritas. Que mucho trabajo dieron: al  maquinista que derribó el árbol, descortezó su tronco, lo trozó y cargo al camión. Al camionero: que llevo las trozas a cierta fábrica, en la que aconsejado por cierto joven desde Helsinski, el árbol y una máquina ,-o mas bien un procedimiento que incluyó a varias máquinas- cambiaron a pasta de celulosa. Fue atravesado con coraje por océanos el barco que sostenía la  pastosa sustancia, contenida en un prisma rígido de metal y logró llegar a otro lugar lejísimo. Allí, el mismo joven ordenó a lo que quedaba del árbol sustanciado en la pasta de celulosa y a otra(s) máquina(s) a volverlo celulosa y a su vez, papel. No como el papel higiénico, sino como un papel de carta. Que finalmente, dizque mercadotecnia y logística mediante, llegara a ponerse debajo del bolígrafo de Salaberry. Logrando el árbol así, que se le insertara la intrincada grafía de aquel, en lo que de él quedaba en la dicha blanca hoja. (No imagina, quien esto lea, cuan tentado estoy de vincular la vida previa del árbol con la de Salaberry, pero me resisto porque no me da paz, aunque necesito dinero)
Y llegara luego a mi mano diestra, cuando esta se encontrara en el trance de buscar apoyo obligada por el brazo, que obraba a su vez al antojo de todo el ser -abocado al procedimiento de retirar la mierda de mi zapato sostenido por la siniestra-  y al lograr el apoyo en el borde primero (el del nicho) hubo de apretar apretar a la sazón ,algo medio seco, no desagradable al tacto, como papel (y lo era) y lo tomó y llevó hasta donde mis curiosos ojos, -atentos a la entrada en el campo visual de la susodicha diestra-, siguieron ansiosos el hábil procedimiento de desdoblarse que caracteriza a este tipo de materia, cuando se le apoyan los dedos en las hendiduras abriendo los dobleces tres veces, hasta lograr la lámina extendida, dividida por las cuatro marcas o líneas virtuales en ocho partes y la miré con curiosidad para saber que novedades me traía el universo que habito.



Abranqueles salarruspe

Sotrivento fabuloso

Entronque astinapu loviu

brabanque brabanque bebé solicaricias coger

Si si, solivento solivento mi amor

amibajnapra abrastatronque

rojrojrojrojrojroj quiiiiiiiiiiiiiii

siquien Montevideo abrangen Amsterdam

bandadas de soledad

breben breben concrexitu

besos y caricias como locos

bijinjin brijinjin parada de ómnibus

barrastegui felicidad amore

vacaciones solofrunquen hijos

zuloasco mi amor sobaricojaba

birribirlandia conchita dulce silifraría contigo

furrun furrun ascalupre?

solsticio INTENSIDAD MOLESTA

párpados azufre

mividamiamormiangelmibebé(...)minenitamichicamiconchitamicachorramigordi(...)teadoroconelalmamicorazónymicalmamipazymicasa(...)textrañotequierotmisolcitomimoscariciasbesitosyquelindo(...)

- cagón!



Ángeles M. Salaberry
Costa del Salto Oriental, setiembre 2(...)

nota del editor: aclaro que (...) es que no se entiende y la longitud de cada (...) varía, incluyendo desde varias líneas de este tipo de texto que escribo ahora a casi nada.

8 comments:

z said...

Las tres primeras líneas del poema son exquisitas.

dobleA (jntkdvr) said...

Me alegra muchísimo que se haya interesado en esta crónica, Z.

Pero no sé si le está siendo de la utilidad esperada.

Gracias.

z said...

Bueno, en realidad, vuelto a leer, todo el poema es exquisito.
Toda la pavada que dice al principio déjesela a les luthiers. El poema es una delicia.

María Laura said...

cuánto se parece a lo escrito por algunos poetas que me cruzo dos por siete!!! (unas ocho veces más de las que quisiera, ya ni queriendo las seis clásicas)
Salaberry murió sin descendencia? porque hay cada hijo de Salaberry...!

dobleA (jntkdvr) said...

Mi estimadísimo Z, como sé que usted no es persona de elogiar al divino botón, me tranquiliza saber que no lo soy y haber exhumado estas escrituras orientales, verticales y horizontales.

A la pavada (siempre tuve una inclinación natural por esas aves que no vuelan y no te atacan como los gansos) de introducción, se la dejaría con gusto a les luthiers por un razonable estipendio a convenir. Pero le ruego sea misericordioso ya que por lo menos en el proceso de mis mecanismos mentales esos versos no hubieran podido ser guachos de ellas.

Suyo

dobleA (jntkdvr) said...

Querida Maria Laura, su precisión matemática es encantadora!

Inspirado por Fontanarrosa, estoy tentado de decir que la única descendencia conocida de Salaberry es a los pagos de Lucifer. Pero no lo sé. Podría estar buscando algo, como Demeter buscó (y encontró) a su hija en el Hades.

Y ya que esto se pone esotérico le digo,-esperanzado en suscitar más su humanidad que su desprecio-, que desde que lo transcribí, no me atrevo a abrir el original para encontrar una vieja hoja amarillenta, sin garabato alguno...
Sí...temo no poder escapar a Salaberry!

Suyo

María Laura said...

quien sabe si no debió usar este papel "maledetto" como instrumento , en el triste y
(d)oloroso trance de eliminar, lo que la izquierda se afanaba en sostener...

Gracias por el piropo inicial. Mi madre me obligó de niña a cepillarme cien veces los dientes y a no usar calculadora.

dobleA (jntkdvr) said...

Su comentario es un posteo que nos honra y agradezco de corazón apreciada Maria Laura y como diría Salaberry:breben breben concrexitu! (el signo de admiración es mío).

No quisiera extenderme pero me doy por enterado de algunas perlitas que nos deja entrelíneas:

"quien sabe" (alude a Dios, el único que sabe)
"papel maledetto" (evoca a Pound enjaulado en Pisa pidiendo a los soldados yanquis papel higiénico)
"como instrumento" (evoca al Darno)
"eliminar lo que la izquierda se afanaba" (por Dios no lo diga en voz alta, nos va a oir María Julia),
"en sostener" (puede ser el gobierno de Mdeo, el regimen Cubano, Ud. debe ser ácrata).
Finalmente no puedo dejar pasar esa imagen que nos trae de una madre algo rígida, obligandola a cepillarse cien veces sin calculadora.

Y gracias merece (y trae) ud. con el halago de su lectura y sus palabras.
Siempre estare atento a que naide en este ámbito libertino manipule sus expresiones. Solo podemos manipular las nuestras. Para eso hacemos esto.

Suyo